22 mar. 2011

La crianza en Japón

Blog Summomo
 Para los japoneses el hogar se considera una unidad de producción y consumo; todos los miembros participan y son responsables de la vida productiva de la unidad. En vez de fomentar la ambición individual y el éxito personal, los japoneses esperan del individuo que haga lo más conveniente para el grupo; el éxito colectivo se considera, al final, lo mejor para cada individuo. Se mira a las personas como seres sociales y se da por sentado que cada individuo es más feliz y eficiente dentro del reino social. 

En Japón todos ven de igual manera la relación entre madre e hijo: un bebé es un espíritu puro, esencialmente bueno, que debe ser incorporado al ser maternal. Los bebés y los niños duermen entre sus padres, para simbolizar su condición de río entre dos orillas, de ser íntimamente vinculado con cada progenitor, tanto como el río a su lecho. Esta visión común rige en Japón desde hace siglos.


Blog Summomo
Asimismo desde el gobierno japonés se afirma que las madres deben ser responsivas y tiernas y comunicarse a menudo con el bebé, para entretejerlo ella y atraerlo hacia los pliegues de la familia. A ellas no les interesa asegurarse de que los hijos lleguen a ser independientes, sino que se conviertan en una parte de la madre, un ser social conectado; ven al bebé como una prolongación de si mismos y quieren fomentar e intensificar ese vínculo. […] No podemos suponer que en una nación capitalista los niños y los adultos deban desempeñarse solos. Tal como los japoneses han demostrado la orientación hacia lo grupal en vez de lo individual puede conducir a una nación económicamente moderna.



Fuente: Extraído del libro Nuestros hijos y nosotros, de la antropóloga Meredith F. Small

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

El rincón de la paz Copyright © 2010 Designed by Ipietoon Blogger Template Sponsored by Emocutez